En San Sebastián, llaman a protestar en contra de Woody Allen

Organizaciones políticas rechazan la figura del director y denuncian que las autoridades de la ciudad fomentan un proceso para atraer al turismo que es “rápido y feroz”.

Woody Allen no tendrá un rodaje fácil en San Sebastián. Un grupo de organizaciones de la ciudad convocó a manifestarse en contra de su presencia y de la filmación de su película, que todavía no tiene título, pero que transcurre íntegramente en la ciudad sede de uno de los festivales de cine más importantes del mundo.

Las organizaciones Bizilagunekin plataforma, Ernai, Hotel+ez mugimendua, la asamblea feminista Gros, Medeak, Donostiako Bilgune Feminista y Garaipen llamaron a protestar en contra de Allen en el tradicional Paseo de la Concha. Las agrupaciones políticas convocantes justificaron el llamado a movilizarse “de acuerdo con las exigencias realizadas por numerosas organizaciones feministas a nivel internacional”,  y consideraron, a través de un comunicado, que es “fundamental el detener cualquier tipo de relación institucional” debido a “las denuncias por violencia machista recibidas” (y que involucrarían al director en un caso de abuso contra su hijastra, Dylan Farrow.

Sin embargo, las organizaciones también cargaron contra las autoridades políticas del País Vasco, a las que acusan de fomentar un “proceso de turistización rápido y feroz”. “La creación de una marca- ciudad y la consiguiente mercantilización de la cultura atienden a intereses comerciales particulares”, indicaron.

“Se afanan en desplegar la alfombra roja a cualquiera que persiga estos fines, aún y cuando puedan atentar contra las condiciones de vida de la mayoría de la población donostiarra, siendo en particular las mujeres, los migrantes y la juventud algunos de los colectivos más afectados”, añadieron.

Las organizaciones que convocan a protestar contra el director también señalaron que mientras las autoridades locales le otorgaron facilidades a Allen para filmar en la ciudad, “otras manifestaciones populares auto- organizadas de manera colaborativa por vecinos encuentran obstáculos para su desarrollo”.

Asimismo, reclamaron que se termine con “toda iniciativa encaminada a incrementar la afluencia turística”. “La ciudad ya ha sobrepasado su capacidad de carga turística sostenible y no debemos esperar a que los daños sean irreversibles”, agregaron.  Y en relación a las acusación que pesa sobre el director, sostuvieron que con su presencia “se desprecia todo el trabajo que realiza el movimiento feminista de Donostia en torno a los abusadores”.

“San Sebastián no es un simple decorado de película y los donostiarras no somos, ni figurantes, ni turistas”, señalan. “La exitosa trayectoria cinematográfica de una persona no nos va a fascinar hasta cegarnos. Mostramos nuestra absoluta determinación por ser los protagonistas de nuestras propias vidas”, finaliza el comunicado público.

Hasta donde trascendió, la historia de la nueva película de Allen girará en torno a una pareja estadounidense que de visita al festival de cine se enamoran de otras personas: él de una española residente en la ciudad y ella de un director de cine francés.

Mientras se difunde la convocatoria a manifestarse en contra de Allen, el rodaje ya puso primera en las calles de San Sebastián, en donde es posible cruzarse con un set de filmación en plena calle: