Este viernes Colombia y Venezuela vivirán un insólito duelo de recitales

En un festival en contra de Maduro cantarán Maluma, Alejandro Sanz y Ricardo Montaner, entre otros; el chavismo anunció que realizarán un evento similar aunque todavía no hay artistas confirmados.

La grieta en relación a la crisis que vive Venezuela no es nueva, pero por estos días queda más visible que nunca en las posiciones de los artistas que rechazan a Nicolás Maduro y respaldan al presidente “encargado” Juan Guaidó y quienes se muestran distantes a este y al chavismo.

Todo comenzó con el anuncio de que este 22 de febrero, en Cúcuta, Colombia, se realizará el festival Venezuela Live Aid. El evento, organizado por el empresario inglés Richard Branson, tiene como objetivo reunir cien millones de dólares en donaciones para el pueblo venezolano. Durante dos días, por el escenario ubicado en el Puente Binacional Tienditas, situado en la frontera con Venezuela, pasarán artistas como Alejandro Sanz, Carlos Baute, Paulina Rubio, Juanes, Miguel Bosé, José Luis “el Puma” Rodríguez, Maluma, Fernando Olvera (Fher de Maná), Ricardo Montaner, entre otros.

Pero la realización del festival solidario tendrá su contra: el gobierno de Maduro anunció la realización de un festival paralelo, en el Puente Simón Bolívar, el 22 de febrero, para juntar donaciones para los habitantes de Cúcuta. El chavismo aseguró que el evento contará con artistas nacionales e internacionales. Sin embargo, todavía no está claro qué artistas o bandas participarán del festival.

En la controversia por el insólito duelo de festivales ahora también participa Roger Waters. En sus redes sociales, Waters ya se expresó en contra del Venezuela Live Aid. En un video subido a sus redes sociales, el ex Pink Floyd aseguró que el recital organizado por Branson “no tiene nada que ver con la ayuda humanitaria a los venezolanos”  y, en cambio, apuntó al gobierno de Donald Trump: “Tiene que ver con que Richard Branson compró lo que dice Estados Unidos de ‘hemos decidido tomar control de Venezuela”.

“Tengo amigos en Caracas que me dicen que no hay una guerra civil, no hay violencia, no hay asesinatos, no hay una aparente dictadura, no hay encarcelamiento de opositores, no hay supresión de la prensa”, dijo Waters, quien durante en sus shows en Brasil, antes de las elecciones presidenciales en ese país, se pronunció en varias oportunidades en contra de Jair Bolsonaro.

En Venezuela, mientras tanto, se preparan para el recital opositor al de Colombia y, en la previa, también surgió una controversia. Las consignas del recital chavista serán “Hands Off Venezuela” (Manos fuera de Venezuela) y Para la guerra nada. Este último lema alude a una canción de la artista colombiana Marta Gómez. En su cuenta de Instagram, la cantautora, sin embargo, se despegó del gobierno de Maduro aunque tampoco se expresó a favor de la presión internacional que pesa sobre el país bolivariano.

View this post on Instagram

El próximo 22 y 23 de febrero, tendrá lugar en el puente Simón Bolívar de Venezuela un concierto al que han promocionado con el lema #paralaguerranada. Queremos dejar en claro que NO seremos parte de este concierto. Sin embargo mi canción Para la guerra nada es clara. No queremos ser parte de ninguna guerra bajo ningún pretexto. Confío en que siempre hay una salida pacífica a los conflictos y mi posición frente a la crisis venezolana es clara ( y quizás ingenua): que el presidente Nicolás Maduro se siente a dialogar para poner fin a su mandato y llame a elecciones libres. Dicho esto, NO apoyaré la intervención norteamericana a ningún país porque la Historia demuestra que no hay nada de humanitario en sus intenciones. Me enorgullece,sin embargo, que mi canción pueda ser usada para expresar el deseo de tantas personas y ojalá se cante también del otro lado de la frontera en el otro concierto organizado por Richard Branson.

A post shared by Marta Gómez (@martagomezmusic) on

Como si la situación de los dos recitales no fuera ya de por sí insólita, la oposición venezolana señaló que organizará un tercer recital en Venezuela, también el 22 de febrero. Más allá de los anuncios, lo más importante será que todo transcurra en paz.