El mundo de las letras despidió a Leopoldo Brizuela en las redes sociales

Claudia Piñeiro, Sergio Olguín, Paula Bombara, entre otros y varias editoriales argentinas despidieron al escritor y periodista argentino que falleció esta mañana

El mundo de las letras argentinas se despertó esta mañana con una shockeante noticia: el fallecimiento del escritor, traductor y periodista argentino Leopoldo Brizuela a la edad de 55 años. La comunidad de autores argentinos, editoriales y representantes del mundo de la cultura en general expresaron su desazón a través de las redes sociales.

Claudia Piñeiro, la autora de “Betibú”, “Las viudas de los jueves”, entre otras novelas, no dudó en ocultar su desazón en twitter

Por su parte, Sergio Olguín escogió la misma red social y escribió “cuánta tristeza la muerte de Leopoldo Brizuela, un escritor querido por amigos y colegas y muy necesario en la literatura argentina de estos años“.

También en Twitter, Enzo Maqueira expresó su desconcierto con la partida del autor de “Inglaterra. Una fábula”, obra galardonada con el Premio Clarín de Novela: “Nos enseñaste a Sara Gallardo, a Elvira Orphee, tanta hermosa literatura. Voy a extrañar tus recomendaciones, tus consejos y tus berrinches. Adiós, Leo querido. Ojalá que donde vayas esté lleno de libros y de amigos”.

La Secretaría de Cultura también despidió “con gran pesar al escritor, periodista y traductor argentino“. La casa editorial Penguin Random House que cobija buena parte de su obra lamentó “el fallecimiento de su autor Leopoldo Brizuela y acompaña a su familia“.

Eterna Cadencia tampoco se olvidó de Brizuela a quien calificó como un “gran lector”. Mientras que el Centro PEN Argentina, por su parte, lo definió como “uno de los mejores escritores argentinos de su generación“.

El colectivo Nosotras Proponemos Literatura, por su parte, destacó el trabajo que Brizuela hiciera por rescatar autoras invisibilizadas como Sara Gallardo. Con “gran amor” despidieron en twitter a Leopoldo Brizuela, “un gran escritor que hizo un excelente trabajo de reivindicación de escritoras que estaban silenciadas. Sara Gallardo y Elvira Orphee entre muchas”.

En Facebook, tampoco faltaron las palabras de despedida para este gran escritor platense. Paula Bobara expresó su consternación con caritas de tristeza, mientras que Antonio Santa Ana eligió compartir una anécdota para homenajearlo. “Lo conocí, de casualidad, en un tren en 2002. Me dijo que tenía que leer a Sara Gallardo. Le hice caso. Semanas atrás compré una primera edición Eisejuaz para regalarle“.

La literatura nacional ya lo extraña pero su legado quedará plasmado en su incansable trabajo al frente de la Biblioteca Nacional y en sus obras publicadas. ¡Hasta siempre maestro!