Cambiemos difundió un informe de la gestión de Macri

El gobierno destacó “el debate abierto” y los “pasos fundamentales” para combatir la corrupción. Sostuvo que, en la economía, el “camino gradual fue exitoso hasta una serie de shocks imprevistos” y se puso como desafíos “hacer más eficiente el gasto y seguir bajando impuestos”.

La coalición Cambiemos difundió un informe con una evaluación de la gestión de los tres años de gobierno, llamado “Tres años de gobierno, qué encontramos, qué hicimos, desafíos pendientes”.

“La economía de 2019, a pesar de las dificultades de los últimos meses, es más sólida que la de 2015, porque tiene pilares estables donde apoyarse”, indica el informe, que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, publicó en su cuenta de Twitter.

 

En el informe, en cuya elaboración participaron la Fundación Pensar, la Fundación Alem y la Coalición Cívica-ARI, se resalta que el esquema de asistencia social se “consolidó, transparentó y universalizó, quitando intermediarios y acercando a sus beneficiarios al Estado. La inversión en servicios sociales, como porcentaje del presupuesto nacional, creció en cada uno de los años de gestión del Gobierno, hasta el 76 por ciento en 2018”.

“En estos tres años, el gobierno se hizo cargo del proceso de cambio político, social y económico para el que había sido votado, a través de una nueva manera de ejercer el poder y de manejar el Estado, con la convicción de que la gestión gubernamental es un servicio público, cuyo foco debe ser no la supervivencia política, sino la solución de los problemas de los argentinos, la protección de los derechos civiles y las instituciones republicanas y la búsqueda de que cada vez más argentinos tengan autonomía sobre sus vidas”, subrayó el texto.

“En los primeros tres años de gestión, un clima de debate abierto y de conversaciones amplias, en el que todas los voces son escuchadas y respetadas recuperó su centralidad legislativa”, destacó el informe.

“El respeto por el intercambio de ideas en el Congreso se extendió a las provincias, a las que volvió a ofrecerles un federalismo verdadero y con las cuales firmó acuerdos estructurales, que saldan deudas históricas”, agregó.

“Como ningún otro en las últimas décadas, el Gobierno dio pasos fundamentales para prevenir y evitar la corrupción. No sólo la corrupción pasada –para cuya investigación dio herramientas novedosas y ágiles a los jueces y fiscales–, sino también la del futuro”, sostuvo la gestión de Mauricio Macri en el informe de gestión.

Cuando ingresó al capítulo económico, el gobierno nacional sostuvo que el “camino gradual fue exitoso hasta una serie de shock imprevistos”.

“Se eligió un camino gradual, pero firme, en la reducción de la inflación y el déficit, que fue exitoso durante dos años y medio, hasta que una serie de shocks imprevistos, combinados con la fragilidad histórica de la macroeconomía argentina y del proceso en el que estábamos, nos dejaron sin el financiamiento necesario y nos obligaron a acelerar algunas de nuestras metas”, explicó el informe.

“Estamos convencidos de que la economía de 2019, a pesar de las dificultades de los últimos meses, es más sólida que la de 2015 porque tiene pilares estables donde apoyarse”, concluyó.

El documento destaca la reforma administrativa del Estado y la simplificación de trámites a las mejoras en el PAMI y la creación récord de parques nacionales, pasando por la revitalización del crédito hipotecario, la recuperación de las exportaciones de carne y la urbanización de barrios populares. “El Gobierno tiene visiones, estrategias de ejecución y resultados reconocibles en cada una de las áreas de gestión”, apuntó.

El gobierno también rescató su política sobre las empresas públicas con “una estrategia y una gestión profesional y transparente”.

“No liquidó ni debilitó a las empresas públicas. Todo lo contrario: les dio una estrategia y una gestión profesional y transparente, que las alejó de convertirse en botines políticos y les permitió sostenerse por sí mismas, con operaciones reales y productos apreciados por sus clientes”, agregó.

En el documento señalan que, como desafíos pendientes, existe la necesidad de continuar el trabajo “de hacer más eficiente el gasto y seguir bajando impuestos, para promover la inversión y el empleo de manera sostenible, y consolidar la independencia del Banco Central”.